Bocanada de aire fresco

De entre todas las reacciones posteriores a la celebración del I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas, queremos compartir con todas vosotras esta breve reseña escrito por el compañero Jesús Canca (ver el artículo completo aquí). ¡Muchas gracias por el apoyo y por la confianza! ¡Seguimos!

Este último evento constituyó, sin lugar a dudas, un encuentro enriquecedor en el que se presentaron experiencias tan variopintas como lo es la heterogeneidad que constituye la EPA. El simple hecho de haber sido inaugurado por el Secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y clausurado por el MAESTRO de maestros Fernando Trujillo;  sin olvidar el amplio abanico de experiencias compartidas, tan enriquecedoras como variadas, nos puede dar una idea de la alta calidad del mismo.

Un encuentro de alto nivel, en el que -entre otras cosas- se citaron  a muchos autores. De todos ellos, a modo de síntesis, yo me quedaría con la cita de Paolo Freire: “La educación no cambia al mundo, pero cambia a las personas que van a cambiar el mundo”. Realmente ha supuesto, como dirían algunos, “Food for thought”. Porque se abordaron numerosísimos temas de nuestro interés… Aprendizaje a lo largo (y ancho) de la Vida. Educación formal y no-formal. Flexibilidad. Autonomía. Resiliencia. Inclusión. Competencias. Empatía. Atención a la diversidad. Artefactos digitales. Reinserción. Alfabetizaciones múltiples. Colaboración. Interacción. Instrucción diferenciada. Currículo al servicio del aprendizaje. Socialización rica. “Digitización”. “Digitalización”. Transformación digital. Aulas híbridas. Gamificación. Aprender a aprender. Analfabetismo del dispositivo. TIC. TAC. TEP. Proyectos Europeos. Brechas (social, digital, de género,…). Recursos. Calidad de vida. Red Social. Trabajo en red. Intergeneracional. Interculturalidad. Transversalidad. Empoderamiento. Bien común. Visibilidad. LOMLOE. Artículo 5-bis. Sinergias conectadas y prolongadas en el tiempo. Comunidad EPA… Porque la Educación de Personas Adultas es todo eso y mucho más. Y todo ello planteado con mucha emoción y desde la emoción; ya que, como todos sabemos, “sin emoción no hay educación”.

Y como conclusión, rememoramos y nos remitimos a las palabras de un MAESTRO. Sabemos, como decía magistralmente en su ponencia de clausura al congreso el profesor Fernando Trujillo, que “la EPA es fundamental para sostener la sociedad del aprendizaje.” Por lo tanto, es necesario empoderarla. Hagámoslo pues.

Ante todo este panorama, el futuro a corto plazo ha de resultar no menos que esperanzador con la nueva LOMLOE. El mismo Alejandro Tiana, por su parte, en la apertura del mencionado congreso, destacaba que “la voluntad del MEFP es adecuar al sistema educativo para tener una EPA que sea más moderna y actual, y que responda a las necesidades personales y sociales de todas las personas a lo largo de la vida.” Dicho queda. Ahora resta la ardua tarea de llevarlo a la práctica. Tan fácil o tan difícil como eso.

Somos conscientes, como decíamos al principio de esta entrada, que corren tiempos difíciles, pero acabamos este primer mes del 2021 cargados de energía e ilusionados tras haber participado en el “I Congreso de Educación de Personas Adultas”, inspirados y “re-motivados” tras el “chute de energía” que supuso la sesión de Fernando Trujillo, y con las palabras esperanzadoras en mente del Secretario de Estado de Educación.

 Porque como decía Amanda Gorman…

“Siempre hay luz / si somos lo suficiente valientes para verla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *