Hay oasis que merecen la pena: le educación a lo largo de la vida.

Mientras agoniza este difícil curso escolar, voy acabando la redacción de este artículo sobre un maravilloso evento que se organizó el pasado 23 de enero. Se trata de una cita histórica, el I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas, un hito extraño en el Estado español, impulsado por unos aventureros, totalmente comprometidos con la cenicienta del sistema educativo. El riesgo quedó premiado, con mil inscripciones para la jornada, y un lujazo de sensaciones e intervenciones.

Max Alcañiz, uno de esos locos que arriesgan, me propuso escribir algo sustancial sobre lo vivido en una de las salas virtuales, la 3, dedicada a experiencias del ámbito social. En total, el Congreso preparó 12 salas (enseñanzas iniciales, ámbito científico-tecnológico, de comunicación, sinergias educación de adultos y universidad, atención a la diversidad,
idiomas, proyectos europeos, objetivos de desarrollo sostenible y Aprendizaje-Servicio, proyectos de centro -interdisciplinares, transversales e intercentros-, ámbito penitenciario, o TIC-TAC-TEP), además de un programa de coloquios y mesas redondas, de altísimo nivel. Muy motivador.

Bajo la coordinación de Marian Camarero Galindo (CEPA “Calvià”, de Illes Balears), el conjunto de experiencias del ámbito social fueron expuestas vía plataforma online Cisco, en cincuenta minutos. Una apuesta muy condensada, pero que no podía hacerse de otra forma, dado lo apretado del programa. Por eso, os hago un repaso de lo explicado y expuesto en la sala donde participé (Ver la sesión entera de esta sala en https://www.youtube.com/watch?v=A9wLerQx6J4).

La primera experiencia llegó desde las Islas Canarias, María Olga Expósito Hernández, presentó Actividad Punto Extra. Visibilizando el pensamiento de las mujeres en la Historia de la Filosofía, realizada el curso pasado en el CEAD “Santa Cruz de Tenerife – Mercedes Pinto”. Una propuesta para Filosofía de 1º e Historia de la Filosofía de 2º, en la modalidad de Bachillerato a distancia. Una actividad que plantea objetivos como abordar el pensamiento silenciado y ocultado de las mujeres o participar en el Plan de Igualdad del propio centro. El énfasis en la coeducación o luchar contra la discriminación sexista aparecían como ejes de Punto Extra, con una programación organizada en tres unidades didácticas (sobre filósofas de la Antigüedad, de la Modernidad, y de la Edad Contemporánea) que van aumentando en complejidad conforme se desarrolla el curso. Una secuenciación muy estructurada, sólida y que además se impartía desde un espacio educativo cuyo nombre hace referencia a Mercedes Pinto, “la poetisa canaria”, un emblema feminista que sufrió el exilio durante la dictadura de Primo de Rivera, tras su conferencia El divorcio como medida higiénica. En resumen, una delicia de propuesta.

Desde Madrid, Héctor López Bajo (CEPA “Distrito Centro”) nos ilustró con sus Casos históricos: experiencias de pensamiento histórico en la Educación de Adultos, en las que partiendo de un enfoque en el que el aprendizaje sea significativo, abordaba diferentes competencias -comunicativas, de pensamiento crítico e histórico, y las relacionadas con el autoaprendizaje-. La metodología se organizaba a través de miniproyectos de investigación
histórica, en el nivel II de Secundaria (3º y 4º). Héctor la lleva aplicando desde hace cuatro años, e incluso aparece inserta en la tesis doctoral que está realizando sobre investigación en Didáctica de Adultos. Una propuesta que huye de los enfoques academicistas, ahondando en la investigación de un acontecimiento histórico de tiempo corto (simulación teatralizada en forma de debate histórico del juicio al rey Luis XVI), acercándose a fuentes
primarias, haciendo una crónica o incluso con el profe disfrazándose. Un planteamiento muy interesante, por ritmos y variedad de enfoques.

Aragón nos traía la propuesta de Daniel Lerín Cristóbal -el mismo que nos ofrece esta crónica-, bajo el título de ¿Dónde están las mujeres en la historia?. Un reto en mi debut en Educación de Adultos (CPEPA “Concepción Arenal”, de Zaragoza) y que me sirvió para trabajar cuestiones de género en la Historia de 4º de ESPA. La metodología utilizada para esta experiencia se basó en la Comunidad de Aprendizaje, incentivando la interacción en
igualdad y tratando de generar pensamiento crítico. Esta propuesta de rutinas y procesos se llevó a cabo durante el curso 2018-2019, desarrollándose píldoras explicativas en las clases (sobre feminismo, mujeres protagonistas, cuestiones de actualidad). En paralelo se realizó un taller sobre feminismo con una experta externa (Pilar Laínez) y ya como colofón a todo el trabajo, el alumnado realizó un póster digital sobre una mujer relevante de los siglos XIX y XX. Un producto que fue evaluado y ya en torno al 8 de marzo se realizó una exposición en el centro con una selección de los trabajos de mejor calidad. La participación comunitaria
era el eje y tuvimos la suerte de tener entre nosotras a Tiscar, una alumna que preparó un taller en clase sobre la historia del vestido y la ropa de las mujeres. Al final, una serie de actuaciones que cohesionaron el aprendizaje más allá de lo necesario (el título de la ESO), visibilizando a la mujer como sujeto histórico y reconociendo la igualdad como principio básico de todas.

Este bloque expositivo lo cerró Concha Lobejón Sánchez (Universidad Popular de Palencia), con La palabra de las mujeres. Sueños, deseos, memoria. Una experiencia de trabajo con mujeres realizado en Castilla y León. Un producto de largo y constante trabajo, con énfasis en el empoderamiento personal, a través de mujeres con una media de edad de unos 55 años. Hasta 75 participantes han colaborado en el proyecto, con la premisa de crecer y aprender juntas. Concha nos presentó una publicación que salió adelante gracias a esta experiencia, planteando la importancia de las mujeres en las Universidades Populares, bajo los ejes de identidad, género y cultura, y narrando experiencias de las participantes -la mayoría vivieron su infancia y adolescencia durante la dictadura franquista-. Las mujeres y su aprendizaje del silencio, el aprender a desaprender los viejos esquemas patriarcales, saber decir “no” cuando te educan para el “sí” eterno. Por supuesto, fomentar distintas modalidades de expresión (oral, escrita, visual) y la investigación personal, siempre necesaria, para crear una genealogía de mujeres. Una preciosa intervención para finalizar el ámbito social, ya que alude a la transversalidad, a la educación permanente -Concha agradeció la labor de la Escuela de Feminismo Estatal “Paca Aguirre”-, a la curiosidad de conocer para romper barreras.

De las cuatro experiencias, tres estaban centradas en la mujer. No es coincidencia y menos en el ámbito social. La agenda y el compromiso marcan el trabajo de la educación de adultos. Un aspecto fundamental en estos tiempos tan convulsos. La escritora Madame de Genlis lo plasmó de forma certera: “en cuanto una mujer se aparta del camino normal que ha sido trazado para ella, se convierte en una especie de monstruo”. Queremos personas libres y liberadas, y de esto también va este Congreso. Fácil y complejo.

Despertando curiosidades científicas

Por Olga Carrasco Gómez.

Hace ya unos meses que se celebró el primer #congresoepa, un encuentro entre multitud de profesionales del aprendizaje a lo largo de la vida que fue ilusionante e instructivo para todos los que participamos en él.

Entre los diversos temas tratados a lo largo del congreso tuvo lugar la sala de experiencias relacionadas con el ámbito científico-tecnológico, compartiendo un espacio donde acercar la ciencia al alumnado adulto de forma participativa, mostrando su importancia en el desarrollo de la sociedad. La selección de experiencias en torno a esta temática fueron las que a continuación se mencionan, pudiendo recuperar su visualización a través del vídeo grabado en el congreso:

El museo escolar de Ciencia y Tecnología, José Tomás Pastor Pérez, CFPA Mercé Rodoreda de Elx, Alacant.
Diseñando nuestro Parque Natural: proyectos en el aula de ciencias de GES, F. Javier Íñiguez Porras, CFA El Clot de Barcelona.
Jornada Cultural «Rodeados de elementos» , Ana Gómez Gómez, CEPA Pozuelo de Alarcón, Madrid.
Mujeres científicas, Mar Montoya Gómez y Marisol Escribano Cordero, Escola d’adults Natura de Pineda de Mar, Barcelona.

Éstas y otras muchas experiencias desarrolladas en los centros de educación de personas adultas, consiguen despertar curiosidades científicas en nuestro alumnado, y ese hecho es totalmente imprescindible para contribuir a la formación de una sociedad responsable y con criterio en el ámbito de la ciencia. Situaciones como las vividas en la pandemia por COVID-19, demuestran que hoy más que nunca se necesita desarrollar el pensamiento crítico a lo largo de la vida.

Porque formar ciudadanos también es parte de nuestra responsabilidad, y si ese cometido lo podemos realizar con experiencias como las mostradas, conseguiremos que nuestro alumnado entienda la ciencia como algo más cercano e interesante independientemente de su nivel de conocimientos de partida o su género, mostrando diversos referentes científicos con los que identificarse. De este modo, con experiencias análogas a las tratadas en el congreso, el alumnado puede encontrar ejemplos científicos en su día a día que será capaz de entender, descubrir y aprender, despertando su curiosidad científica.

Y es que esa curiosidad, permite comprender el mundo que nos rodea, haciéndonos capaces de preguntarnos el por qué de las cosas y entender que la sociedad se ha podido desarrollar gracias a que la ciencia ha permitido tanto cubrir nuestras necesidades más básicas, como enfrentarse a desafíos mundiales como el que vivimos en estos momentos de pandemia. Por ello, es vital que nuestro alumnado adulto desarrolle esa cultura científica, ayudándole a forjar su pensamiento crítico para que no pueda dejarse llevar por cualquier opinión si no está fundamentada ni contrastada, pudiendo distinguir la información veraz de la que no lo es. El primer paso es sembrar la semilla de la ciencia, para recoger el fruto de la curiosidad por aprender el fascinante mundo que nos rodea.

Creando redes docentes, creciendo juntos.

Por Esther Serrano Gimeno,

Los docentes a menudo nos recreamos hablando de nuestra profesión y no sólo disfrutamos enseñando sino también aprendiendo. Para aprender, una de las mejores formas es formar parte de una comunidad en la que sus participantes aportan un beneficio al resto. Los integrantes de esa comunidad a veces no son cercanos, ni se conocen o incluso parecen un poco invisibles. Este podría ser el caso de la comunidad de docentes de Adultos.

Los docentes de adultos suelen trabajar en la sombra pero realizan una función muy importante, necesaria e imprescindible para nuestra sociedad, como es garantizar el aprendizaje a lo largo de la vida, mantener al alumnado activo educativamente, orientar profesionalmente, ofrecer titulaciones académicas oficiales, etc.

Sin embargo, con actos como el que se celebró el 23 de enero de este año con el I Congreso a nivel Nacional de Educación de Adultos gracias a la iniciativa de cuatro compañeros comprometidos y trabajadores, la Comunidad Educativa de Adultos se hizo visible. La implicación de los docentes resultó contagiosa y aunque el congreso se celebró en fin de semana fuera del horario laboral, y no tuvo certificación alguna ni apoyo económico, el resultado fue todo un éxito, con cerca de 1000 inscritos, lo que sorprendió incluso a los propios organizadores.

Los organizadores se esforzaron en hacer una buena difusión, solicitando la participación a los docentes que tuvieran experiencias interesantes o innovadoras para poder ofrecer y exponer en el congreso. También se solicitó la colaboración de moderadores que pudieran presentar y moderar cada sala.

Llegado el día, el Congreso se inició con la bienvenida de los organizadores y la charla inaugural, impartida por Alejandro Tiana Ferrer, Secretario de Estado de Educación. Su presencia supuso un espaldarazo oficial a esta iniciativa surgida del profesorado de adultos. Durante la jornada fueron muchas las temáticas abarcadas, unas actividades eran comunes para todos los participantes, como el “Cara a cara – Nuevas tecnologías del bienestar emocional del alumnado adulto” y el coloquio de “Metodologías que transforman vidas y entornos”. En otras salas se trataron diferentes temas, doce en total: enseñanzas iniciales, ámbito científico tecnológico, ámbito social, ámbito de la comunicación, sinergias de educación de adultos e universidad, atención a la diversidad, enseñanza de idiomas, proyectos europeos, ODS y APS en Educación de Personas adultas, proyectos de centro interdisciplinares, transversales e intercentros, la educación de adultos en el ámbito penitenciario y las tic-tac-tep en adultos.

Después de un merecido descanso, la jornada se retomó con el coloquio titulado “Sumando agentes y voces en el ecosistema del aprendizaje a lo largo de la vida”, y con una mesa redonda: “Miradas internacionales a la EPA”.

Para finalizar, el congreso contó con la interesantísima charla de Fernando Trujillo Sáez, intervención que destacaría entre todas, ya que nos dio un impulso de energía, reconocimiento y ánimo que caló en gran parte de los participantes. Un ejemplo de ello ha sido el rotundo éxito en la creación de redes profesionales a partir del congreso.

Mi participación en el congreso fue como moderadora de la sala que trataba la educación en el ámbito penitenciario. Moderé la sala de esos docentes que ejercen su función en los centros penitenciarios y cuya labor, tan valiosa, es todavía menos conocida que la que ejerce el profesorado de los centros de adultos. Esta sala tan específica hizo unir a profesionales más experimentados con otros que nos estamos iniciando, dando por tanto visiones muy enriquecedoras y motivadoras.

Del congreso, destacaría la imagen de la cara de satisfacción de los organizadores que, después de toda una jornada en la que el evento consiguió ser trending topic con #congresoepa, y habiendo movido con éxito a docentes de toda la geografía española e incluso a algún ponente de otros países, se despidieron abrumados porque su esfuerzo había merecido la pena. La prueba de ello es que, dos meses después, algunos docentes seguimos tejiendo esa red de la educación de adultos, y en nuestro caso, tejiendo también una red todavía más difícil, la red de docentes de prisiones.

Los profesionales a los que nos une nuestra labor docente con el alumnado de los centros penitenciarios españoles estamos actualmente en contacto y motivados por compartir nuestras experiencias educativas y organizativas con el fin de poder mejorar y atender de manera más óptima a nuestro alumnado. El objetivo es claro y común para todos, el poder mejorar. Aunque como siempre ocurre, siempre hay unos pocos que se encargan de encender la mecha para que pueda haber una llama que consiga reunir a toda una comunidad #comunidadEPA y son a ellos a los que tenemos que estar agradecidos. Gracias por crear redes.

Para conocer un poco más:

Twitter: #congresoepa , #comunidadEPA , @fadultos

Echando cuentas. Valoración del I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas.

Pasado casi un mes y medio desde la celebración del I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas quizá ha llegado el momento de realizar una valoración un poco más exhaustiva de la percepción del mismo por parte de las participantes. 

En primer lugar, los datos objetivos nos permiten hablar de un gran éxito de participación. La previsiones iniciales se vieron rápidamente desbordadas y llegamos a las mil personas inscritas, de las cuales el día del congreso accedieron a la plataforma alrededor de ochocientas. Además, profesionales de la etapa de prácticamente todas las regiones de España (algunas también desde el extranjero) mostraron su voluntad de participar activamente en las mesas de experiencias. Alrededor de noventa personas, entre ponentes, moderadores y participantes compartieron su experiencia y conocimientos en el ámbito de la formación de personas adultas durante toda la jornada. Los números hablan por sí solos.

Pero desde el Comité organizador quisimos pulsar la percepción de los asistentes al congreso con un grado de detalle más profundo. Una vez finalizado el congreso facilitamos a todos los participantes, tanto asistentes como ponentes, una encuesta de valoración que más de cuatrocientas personas tuvieron la amabilidad de responder. Los siguientes datos han sido extraídos de esa encuesta.

En primer lugar, destacamos la percepción de “utilidad” que tuvo el Congreso para los asistentes. Un 91% ha considerado que la jornada fue útil (33,3%) o muy útil (58,6%) para su práctica diaria. Esta era una de las obsesiones que teníamos a la hora de planificar el Congreso, que estuviera ligado a la realidad de las aulas y los centros de la EPA, así que estamos más que satisfechos con el resultado. En este mismo sentido, en relación con el aprovechamiento de las experiencias y su aplicabilidad en otros entornos, la percepción de los asistentes también fue muy positiva. Más de un 89% valoraron este hecho positiva o muy positivamente.  

Si analizamos las aportaciones de los distintos ponentes y participantes, la valoración por parte de los asistentes es, también, notablemente favorable. Ninguna de las intervenciones puntúa por debajo del 75% entre los dos criterios de mayor valor (los equivalentes a buena-muy buena). Cabe destacar por sus excelentes resultados la intervención “Metodologías que transforman vidas y entornos” con un 91% y la ponencia de cierre de Fernando Trujillo «Educación de Personas Adultas: la Escuela del Mundo al Revés» con un 92%. También han sido muy bien valoradas las Salas de Experiencias (91,8%), aunque muchos participantes han señalado interesantes aspectos de mejora que recogemos más adelante.

Y ya en referencia a temas tecnológicos y organizativos las “notas” no difieren demasiado. Los participantes mostraron una notable satisfacción con la plataforma virtual que nos facilitó gratuitamente Cisco (muchas gracias de nuevo, deuda eterna con vosotros): un 75,9% le dieron la máxima puntuación y un 19,6% la segunda mejor marca. Parece evidente que la satisfacción es clara. Y respecto a la organización, pues más de lo mismo, parece que los esfuerzos de los cuatro individuos que suscribimos esto sirvieron de algo. Un 86,5% quedásteis muy satisfechos con la organización del congreso. ¡Mil gracias por la confianza!

Y ahora vamos con la que quizá sea la parte más interesante de la encuesta, la de las respuestas abiertas. No es fácil de desglosar, así que la planteamos en formato listado con aquellas propuestas de mejora y/o sugerencias a tener en cuenta para un segundo congreso que aparecen más veces repetidas y que consideramos de interés. Vamos a ello:

  • Revisar la carga del programa, especialmente en las sesiones de experiencias. Esta es, sin duda, la reflexión que más aparece en las propuestas de mejora. Es cierto que el programa iba muy cargado de contenido y quizá este hecho permitió descubrir un buen manojo de experiencias pero, por contra, lastró tiempo para el debate y el diálogo y también impidió analizarlas con mayor profundidad. En caso de segundo congreso virtual habrá que analizar su enfoque. Extenderlo a día y medio o dos días permitiría contar con más tiempo para presentar experiencias, espacios de debate y diálogo, etc. Sin duda, podría ser una solución factible e interesante también para intentar evitar solapar experiencias.
  • Incorporar espacios para visibilizar la orientación educativa específica en la EPA es otra de las peticiones que aparecen con bastante frecuenta en la encuesta.
  • Algunos asistentes pedían (con mucha educación y comprensión hacia el equipo organizador, todo sea dicho) que se reconociera la certificación de la formación y liberación horaria. Supongo que cuando lo organice una administración pública esto no será ningún impedimento pero para los cuatro chalados que formamos @fadultos era una tarea que sobrepasaba nuestro tiempo y posibilidades.
  • Participación activa del alumnado. Interesantísima aportación que no puede faltar en un segundo congreso. Hay que incluir, sin duda, la voz del alumnado en eventos de estas características.
  • Abrir más espacios para la participación de los asistentes es otra de las demandas más realizadas. Parece evidente que habrá que hacer un esfuerzo para conseguir una mayor interacción.
  • Filtrar con mayor detalle las experiencias presentadas. Varios asistentes coinciden en el nivel dispar de las mismas.
  • Muchas valientes sugieren lanzarse con la organización de un Congreso Internacional y/o Iberoamericano. Es una opción pero vamos a respirar un poquito, ¡por favor! 😉
  • Y muchas, muchísimas personas piden, sobre todo, dos cosas: que se celebre un segundo congreso y que sea presencial.

Lo primero ya está asegurado. El Centro Autonómico de Formación e Innovación, dependiente de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia se hará cargo del II Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas. Todavía no sabemos qué papel jugaremos @fadultos en él pero sí que aprovechamos para mostrar desde aquí nuestra total disposición para echar un cable en lo que sea necesario. Y lo segundo, pues imaginamos que dependerá del maldito COVID. Esperemos haber sacado la cabeza ya y poder vernos presencialmente en Galicia para seguir aprendiendo, compartiendo y fortaleciendo la #comunidadepa. ¡Seguimos!

Pequeño

Por Gonzalo Toraño.

Pequeño, muy pequeño. Y agradecido, muy agradecido. Estos fueron algunos de los sentimientos que tuve cuando me propusieron moderar la Mesa redonda titulada “Miradas internacionales a la EPA” en el PRIMER CONGRESO ESTATAL DE EDUCACIÓN DE PERSONAS ADULTAS en la que iban a participar tres mujeres de la categoría de Rosa María Torres del Castillo (Exministra de Educación y Culturas de Ecuador), Graciela Sbertoli (Secretaria General de la Red Europea para Competencias Básicas) y Carolina García Castaño (Formadora y pedagoga en la asociación Dalifort Hip Hop de Dakar, Senegal). Tres personas que, si bien su lugar de trabajo es el mundo, nos iban a contar sus experiencias desde América, desde el norte de Europa y desde África para redondear las diferentes charlas, coloquios y experiencias que iban a tener lugar en el citado Congreso.

La preparación previa de la Mesa fue bastante sencilla gracias a la disponibilidad de todos. Se contaba con posibles complicaciones técnicas que pudiesen surgir, luego felizmente superadas gracias a la imaginación y el buen hacer de las partes implicadas, y ya solo faltaba esperar al 23 de enero, día en el que tuvo lugar el Congreso.

Creo que la Mesa no defraudó a nadie. Los comentarios de los más de 400 asistentes a la misma así lo atestiguaron. En primer lugar tomó la palabra Rosa. Su charla versó sobre el concepto del Aprendizaje a lo Largo de la Vida, haciéndonos caer en la cuenta de las diferencias entre los términos “educación” y “aprendizaje”, el cual va “de la cuna a la tumba” e incidiendo también en la idea del Aprendizaje a lo ancho de la vida, que va más allá de la concepción escuelo-céntrica que podemos tener, pues gran parte del mismo se desarrolla en ámbitos tan diferentes del aula como son el hogar, internet, los viajes, los amigos, el arte y la naturaleza entre otros. Y como elemento fundamental de este Aprendizaje destacó la lectura, algo en lo que coincidió con Graciela, la cual disertó sobre las Competencias básicas, “fundamentales para el aprendizaje y para la vida”. Si bien todas ellas son muy importantes para el mundo actual – la competencia digital, la de aprender a aprender o la matemática, entre otras-, hizo hincapié especial en algo que estamos viendo día a día en las aulas: nuestros alumnos, en muchos casos, presentan grandes problemas de comprensión, ya que “les cuesta entender lo que leen porque están con la mente ocupada en el proceso de la lectura”. Y una vez superados los problemas técnicos mediante el envío de un audio, Carolina pudo contarnos su experiencia sobre “El empoderamiento de las mujeres a través de la tecnología libre” desarrollada en un barrio de las afueras de la capital senegalesa de Dakar y en el que 12 mujeres “ávidas de aprender”, amas de casa y casi todas sin estudios, con unos medios escasos, desarrollan una experiencia en torno a “sus sueños” y en tan solo un año consiguen obtener unos resultados que, gracias al trabajo en espacios colaborativos y mediante elaboraciones de planes de empresa, son la punta del iceberg de algo que, seguramente, en un tiempo no muy lejano puede ser mucho más grande. Otra gran lección, esta vez más práctica, de la que tenemos mucho que aprender.

El tiempo no dio para más. La densidad del programa de la jornada nos dejó “con la miel en los labios” y no permitió desarrollar alguna de las ideas que surgieron e incluso imposibilitó un diálogo final enriquecedor, pero los temas que se trataron seguro que nos servirán a todos de punto de partida para seguir profundizando en los mismos.

La calidad de un sistema educativo se mide por la respuesta formativa que da a los presos.

O la crónica de un (re)encuentro, por José María García Sombría.

Quizá no sea exagerado, en un juego de palabras con la frase de Dostoievski “el grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos”, inferir que la calidad de un sistema educativo se mide por la respuesta formativa que da a los presos.

Me temo que, en ese juego, no saldríamos muy bien parados, pues, si ya es desconocido por la sociedad el trato recibido por la Educación de Personas Adultas en el Sistema Educativo, el que se da a la Educación de Personas Adultas en prisiones es, simple y llanamente, invisible.

Ese desconocimiento e invisibilidad lo siente a diario un personal docente ávido de foros en los que encontrar y reencontrarse para poder dar a conocer y visibilizar su labor y la de su alumnado. Profesionales de la educación que pueden y tienen mucho que aportar: experiencias, prácticas, actividades, reflexiones, incertidumbres, dudas, preguntas y respuestas que, sin embargo, permanecían ahogadas desde hacía demasiado tiempo. De ahí el éxito del reciente I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas organizado en formato virtual y sin ningún respaldo institucional por @fadultos.

Desde la organización del Congreso, con extraordinaria sensibilidad y ponderación, supieron dar espacio y voz a todos los sectores de la Educación de Personas Adultas, incluida esa parcela invisible y minoritaria que se imparte tras los muros y entre las rejas de las prisiones, y a la que vengo aludiendo desde el principio de estas líneas.

Así, una de las participaciones en el Coloquio “Metodologías que transforman vidas y entornos” y las Experiencias de la Sala 11, “La Educación de Personas Adultas en el ámbito penitenciario”, han contribuido a visibilizar lo invisible. Y se han puesto de manifiesto las experiencias y planteamientos de media docena de centros que desarrollan su acción educativa, total o parcialmente, en centros penitenciarios:

  • Aulas del CEPA Abril en el CP de Badajoz
  • Aulas del CPEPA de Daroca (Zaragoza) en el CP homónimo
  • CEPA Clara Campoamor (Alcalá de Henares) en el CP Madrid I Mujeres
  • CFA Pau Casals (El Catllar, Tarragona) en el CP Mas Enric
  • Aulas del CEPA Farola de Santa Cruz en el CP de Tenerife
  • CEPA Madrid VII Estremera en el CP homónimo

Este hecho, que en sí mismo ya constituye un gran éxito, en honor a la verdad, va camino de alcanzar un logro todavía mayor, el de dar voz y presencia a la dispersa, aislada y, a veces, incomprendida comunidad docente del ámbito penitenciario.

Podemos decir que todo comenzó a fraguarse antes incluso de la celebración del propio congreso el pasado 23 de enero. Los panelistas de la citada Sala 11, para intercambiar impresiones, comentarios e información sobre sus respectivas comunicaciones, quizá también por curiosidad y por las ganas de conocer a otros compañeros, en principio, con las mismas problemáticas, iniciaron los primeros contactos telefónicos y de correo electrónico, para después, proceder a la apertura de un grupo de mensajería instantánea y una sala virtual de reuniones, constituyéndose en el autodenominado grupo FADULTOSpenitenciarios.

El 10 de febrero, apenas veinte días después del congreso, volvieron a encontrarse los cinco integrantes de la reiterada Sala 11, a los que se unieron además:

  • Aulas del CPEPA Margen Izquierda (Zaragoza) en el CP de Zuera
  • CFA Concepción Arenal (Barcelona) en el CP de Mujeres
  • CFA Santiago Rusiñol (La Roca del Vallès) en el CP de Jóvenes de Barcelona

Se comenzó la reunión con el saludo de Diego Redondo (@fadultos), expresando la satisfacción por que el Congreso haya propiciado estos encuentros y animando a seguir creciendo y ampliando la red de la comunidad EPA de ámbito penitenciario.

Los asistentes hablamos de nuestras respectivas trayectorias profesionales, nuestros centros, nuestros alumnos y alumnas, de problemáticas del día a día, de lo divino y lo humano. Y de las expectativas sobre este grupo. Sin más pretensión que comunicarnos después de tantos años de silencio. Fue un encuentro emocionante e intenso en el que desde el principio quedaron claras ideas como:

  • La oportunidad que había supuesto el congreso para un colectivo tan específico
  • La imperiosa necesidad de romper el aislamiento al que, en este contexto, están abocados los centros y sus docentes.
  • Contar con referentes y propuestas factibles a situaciones y problemáticas similares llevadas a cabo en otros ámbitos geográficos.
  • Las ganas de colaborar y de mejorar las prácticas educativas.
  • La urgencia de crecer para enriquecer perspectivas y sensibilidades en todos los órdenes.

Se adoptaron unas mínimas decisiones de diversa índole:

  • Algunas pautas organizativas de funcionamiento interno.
  • El reparto de posibles búsquedas de contactos para seguir tejiendo red colaborativa.
  • Abordaje de temáticas de interés mutuo. Empezando por las de ofertas formativas vinculadas a la empleabilidad y de acceso al mercado laboral.
  • Primeras propuestas de calendarios
  • Sondeo de diferentes líneas de trabajo para el futuro.

Hasta aquí se deja constancia de los primeros pasos dados. Ahora queda lo más difícil, dar continuidad y sistematicidad a la actividad de este grupo, encontrar sentido a las futuras sesiones de trabajo, y obtener resultados que mantengan el interés y las expectativas, de modo que, de forma progresiva, se incremente la participación de representantes de Centros del mayor número posible de Comunidades Autónomas, llegando al carácter de estatal.

Está en nuestras propias manos que se constituya en una herramienta efectiva de intercambio de ideas, opiniones, consultas, información, recursos… en definitiva, de ayuda y colaboración entre pares, a los que acudir venciendo esas sensaciones de aislamiento, incomprensión y abandono que puedan sentir los claustros de centros (los de educación de adultos) diluidos y absorbidos, cuando no fagotizados, por otros centros (los penitenciarios).

¡Suerte, y al tajo! Porque ganas, ilusión y entusiasmo, han demostrado que sobran.

Más visiones del #congresoepa

“Hola, María José. No sé qué te parecería presentar en el Congreso EPA el panel de experiencias sobre Enseñanzas Iniciales. Si no te va bien, no te preocupes”.

Con este sencillo mensaje de uno de los intrépidos y generosos organizadores llegó a mi vida la oportunidad de presentar el panel 1 de experiencias (Enseñanzas Iniciales) en el I Congreso Estatal de EPA que tuvo lugar el sábado 23 de enero del 2021 bajo el lema “Conquistando espacios para el aprendizaje a lo largo de la vida”.

“Perfecto, sí me va bien” ─fue mi inmediata respuesta. Comprendí rápido que las grandes ocasiones se presentan de forma inesperada y fortuita como espléndidas serendipias y no hay que desaprovecharlas.

La tarea era en principio fácil. Contactar con las cuatro personas que habían sido seleccionadas para presentar una experiencia en el panel 1.

  • Nuria Arce del CEPER Inspector Francisco Poveda Díaz de Puerto Real (Cádiz), que presentó: “Desarrollo de un Programa de Estimulación Cognitiva en un Centro de Personas Adultas”.
  • Eva Martín del CPEPA de Cella (Teruel), que presentó: “¿Aprendemos jugando?”.
  • Daniel Díaz Gutiérrez del SEP Almariya de Almería, que presentó: “Recorrido Literario. Un proyecto para re(descubrir) la ciudad”.
  • Guadalupe Casado del CEPA La Mesta de Villanueva de la Calzada (Madrid), que presentó: “Analfabetismo Funcional. Estrategias para combatirlo en nuestro entorno”.

Me puse en contacto con ellas a través del correo electrónico y fluyó la comunicación, la emoción y las ganas de participar y aportar.

No voy a resumir las cuatro interesantes experiencias porque podéis escucharlas en las grabaciones del congreso. Os animo a ello. Pero sí me gustaría destacar cinco aspectos en los que a mi modo de ver confluyen todas ellas y simbolizan el dinamismo, la fortaleza y la importancia y actualidad del ALV.

1.- DIVERSIDAD. Es sorprendente la variedad de propuestas, iniciativas, metodologías y actividades que se desarrollan en los diferentes Centros y Escuelas de EPA a lo largo y ancho del territorio. Incansable búsqueda y constantes retos para la construcción del aprendizaje colectivo.

2.- INNOVACIÓN. Dando respuestas a los desafíos que tenemos para alcanzar el objetivo: que la ciudadanía participe de manera democrática y activa en la construcción de una sociedad igualitaria, sostenible y diversa.

3.-PARTICIPACIÓN Y HORIZONTALIDAD. El aprendizaje lo construimos entre todas las personas que participamos en el proceso. Como ya señaló Freire “Nadie educa a nadie –nadie se educa a sí mismo-, las personas se educan entre sí con la mediación del mundo”.

4.- APLICABILIDAD. Durante todo el congreso tuve presentes los rostros de personas adultas que participan en mi escuela: Aguedita, Carmen, Ana, Isabelino… y pude constatar que todo lo que se contaba, las experiencias que se compartían, eran aplicables en las aulas y podrían servir en el aprendizaje de esas y otras muchas personas adultas.

5.- ALEGRAR EL ALMA. Todos los aprendizajes contribuyen al desarrollo de la autoconfianza, el bienestar personal, el aumento de la autonomía, el estímulo mental y en definitiva la alegría y la felicidad.

Por todo ello, quiero terminar reiterando mi agradecimiento a las personas que organizaron el I Congreso EPA y nos brindaron la estupenda y ansiada posibilidad de intercambiar, compartir, participar y reflexionar acerca de la importancia y vigencia del Aprendizaje a lo Largo de la Vida. Impulso y ánimo para seguir adelante.

María José Larena (Educadora de FeCEAV, Federación de Colectivos de Educación de Personas Adultas de Valladolid)

Bocanada de aire fresco

De entre todas las reacciones posteriores a la celebración del I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas, queremos compartir con todas vosotras esta breve reseña escrito por el compañero Jesús Canca (ver el artículo completo aquí). ¡Muchas gracias por el apoyo y por la confianza! ¡Seguimos!

Este último evento constituyó, sin lugar a dudas, un encuentro enriquecedor en el que se presentaron experiencias tan variopintas como lo es la heterogeneidad que constituye la EPA. El simple hecho de haber sido inaugurado por el Secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y clausurado por el MAESTRO de maestros Fernando Trujillo;  sin olvidar el amplio abanico de experiencias compartidas, tan enriquecedoras como variadas, nos puede dar una idea de la alta calidad del mismo.

Un encuentro de alto nivel, en el que -entre otras cosas- se citaron  a muchos autores. De todos ellos, a modo de síntesis, yo me quedaría con la cita de Paolo Freire: “La educación no cambia al mundo, pero cambia a las personas que van a cambiar el mundo”. Realmente ha supuesto, como dirían algunos, “Food for thought”. Porque se abordaron numerosísimos temas de nuestro interés… Aprendizaje a lo largo (y ancho) de la Vida. Educación formal y no-formal. Flexibilidad. Autonomía. Resiliencia. Inclusión. Competencias. Empatía. Atención a la diversidad. Artefactos digitales. Reinserción. Alfabetizaciones múltiples. Colaboración. Interacción. Instrucción diferenciada. Currículo al servicio del aprendizaje. Socialización rica. “Digitización”. “Digitalización”. Transformación digital. Aulas híbridas. Gamificación. Aprender a aprender. Analfabetismo del dispositivo. TIC. TAC. TEP. Proyectos Europeos. Brechas (social, digital, de género,…). Recursos. Calidad de vida. Red Social. Trabajo en red. Intergeneracional. Interculturalidad. Transversalidad. Empoderamiento. Bien común. Visibilidad. LOMLOE. Artículo 5-bis. Sinergias conectadas y prolongadas en el tiempo. Comunidad EPA… Porque la Educación de Personas Adultas es todo eso y mucho más. Y todo ello planteado con mucha emoción y desde la emoción; ya que, como todos sabemos, “sin emoción no hay educación”.

Y como conclusión, rememoramos y nos remitimos a las palabras de un MAESTRO. Sabemos, como decía magistralmente en su ponencia de clausura al congreso el profesor Fernando Trujillo, que “la EPA es fundamental para sostener la sociedad del aprendizaje.” Por lo tanto, es necesario empoderarla. Hagámoslo pues.

Ante todo este panorama, el futuro a corto plazo ha de resultar no menos que esperanzador con la nueva LOMLOE. El mismo Alejandro Tiana, por su parte, en la apertura del mencionado congreso, destacaba que “la voluntad del MEFP es adecuar al sistema educativo para tener una EPA que sea más moderna y actual, y que responda a las necesidades personales y sociales de todas las personas a lo largo de la vida.” Dicho queda. Ahora resta la ardua tarea de llevarlo a la práctica. Tan fácil o tan difícil como eso.

Somos conscientes, como decíamos al principio de esta entrada, que corren tiempos difíciles, pero acabamos este primer mes del 2021 cargados de energía e ilusionados tras haber participado en el “I Congreso de Educación de Personas Adultas”, inspirados y “re-motivados” tras el “chute de energía” que supuso la sesión de Fernando Trujillo, y con las palabras esperanzadoras en mente del Secretario de Estado de Educación.

 Porque como decía Amanda Gorman…

“Siempre hay luz / si somos lo suficiente valientes para verla”.

Gracias, #comunidadEPA

Queridas/os participantes y asistentes al I Congreso Estatal de Educación de Personas Adultas:

Desde el equipo organizador nos faltan las palabras para agradeceros vuestra contribución al éxito del Congreso. Sin ánimo de exagerar, podemos decir que todos los objetivos que nos habíamos marcado se han cumplido ampliamente: hemos podido encontrarnos, compartir, generar aprendizajes colectivos y crecer como comunidad.

Como decíamos, nos faltan las palabras para agradeceros, desde lo personal, todas las muestras de cariño, apoyo y reconocimiento que hemos recibido en estas últimas horas. Con todo, el éxito del Congreso es un logro colectivo del que cada una/o de vosotras/os sois partícipes. Nosotros solo hemos sido el instrumento, la obra es de todas/os.

Si hacemos un recorrido apresurado por lo vivido ayer, nos damos cuenta del caudal y calado de todo el aprendizaje generado. El tráfico de emociones (y de datos e información en las redes, ¡llegamos a colarnos entre los trending topics del día en España!) fue sencillamente avasallador. Ahora, con calma, tocará volver a las grabaciones para reposar y madurar todo lo compartido.

Aunque este ha sido un Congreso gestado fuera de los marcos institucionales, haber podido contar con la presencia de Alejandro Tiana (Secretario de Estado de Educación) creemos que tiene una importancia crucial. Somos conscientes de que la Comunidad de Docentes de Educación de Personas Adultas podrá empujar hacia el cambio, pero que este no será posible si no cuenta con la complicidad de las Administraciones educativas.

El cara a cara entre Joan Padrós (CFA Palau de Mar de Barcelona) y Azucena Badenes (CFPA Jordi de Sant Jordi de La Vall d’Uixó, Castelló), moderado por Mª Eugenia Villanueva (Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria), se saldó con una conclusión importantísima: necesitamos que nuestro alumnado adquiera competencias digitales y emocionales como forma de superar todas las brechas (de las que la digital es solo la punta del iceberg).

El coloquio moderado por Frederic Johnson (CEFIRE de València) contó con la presencia de Emilio Plazas(SEP La Alberquilla de Salteras, Sevilla), Patricia Martínez (CEA Alcantarilla, Murcia) y Maribel Casado (CEPA Abril de Badajoz). A partir de estas tres experiencias comprobamos cómo el uso didáctico de la radio, el flipped classroom en FP Básica y las historias de vida ayudan, ni más ni menos, a transformar vidas y entornos.

El panel de experiencias, como sabéis, se desarrolló en 12 salas diferentes (6 en cada una de las franjas horarias). Quienes asististeis pudisteis picotear de aquí y de allá en unas salas en las que prácticamente todos los ámbitos temáticos posibles estaban representados. Fue el momento de dar a conocer y de compartir, de sacar músculo al presentar una buena parte de las mejores experiencias que se pueden encontrar hoy en los centros de educación de personas adultas (o escuelas de idiomas) de los diferentes territorios. Entre los logros de este panel de experiencias encontramos las ideas para ser replicadas que muchas/os os llevasteis y, por supuesto, los incontables vínculos (personales y profesionales) creados.

En el coloquio moderado por Marga Julve (FAEA) pudimos conocer el trabajo que desarrollan la Fundación El Tranvía de Zaragoza (Francisco Javier Aribau), la Universidad Sénior de la Universidade da Coruña (Francisco Ascón) y la Escola Comunitària La Troca del barrio de Sants de Barcelona. Es mucho lo que la EPA tiene que aprender, y ayer se puso de manifiesto, de estos otros espacios para el aprendizaje a lo largo de la vida: misión, visión, organización, metodologías…

En la mesa redonda moderada por Gonzalo Toraño (CEPA de Pozuelo de Alarcón, Madrid) abrimos el foco para tener así una perspectiva internacional. Rosa Mª Torres del Castillo (Exministra de Educación de Ecuador) nos ayudó a desenredar la maraña terminológica que dificulta entender qué es el aprendizaje a lo largo de la vida. Graciela Sbertoli (Red Europea para las Competencias Básicas), por su parte, puso de relieve la importancia de las múltiples alfabetizaciones y de la adquisición de las competencias básicas. Y, por último, pese a las dificultades técnicas, Carolina García (Asociación Dalifort Hip Hop de Dakar, Senegal) consiguió explicarnos la importantísima tarea que realizan en un barrio de Dakar para alfabetizar digitalmente a mujeres jóvenes.

El broche al Congreso lo puso Fernando Trujillo (Universidad de Granada) con su charla Educación de Personas Adultas: la Escuela del Mundo al Revés. Sin lugar a dudas, se trató de un chute de energía, motivación, inspiración… Lleno de ideas interesantísimas, acabó por animarnos a construir el futuro. Acabado el Congreso, la tarea que nos aguarda es apasionante: construir la #ComunidadEPA.

Por parte de @fadultos, a corto plazo esto es lo que tenemos por delante:

Enviar a todas las personas participantes y asistentes un cuestionario para la evaluación del Congreso. La educación es acción-evaluación-acción, por eso queremos recoger el parecer de quienes formasteis parte del Congreso para ver qué funcionó, qué no y aprender así para el futuro.

Editar los vídeos de todas las sesiones para ponerlas al alcance de todo el mundo.

Acabar de recoger aportaciones para elaborar el Manifiesto por el Aprendizaje a lo Largo de la Vida Adulta (MALVA).

Reflexionar sobre hacia dónde queremos dirigir la acción para hacer efectiva la creación de, en palabras de Fernando Trujillo, una verdadera #ComunidadEPA.

No queremos olvidarnos, por otra parte, del apoyo recibido por Cisco Webex cediéndonos gratuitamente su plataforma virtual para poder desarrollar el congreso. Sin ellos nada de esto hubiera sido posible.

Ya para acabar, reiterar nuestro más sincero agradecimiento y pedir perdón por las omisiones, errores y fallos que hayamos podido cometer. Aprovechamos la ocasión para reivindicar el poder y la fuerza de la Educación de Personas Adultas. Ayer nos sentimos acompañadas/os, muy acompañadas/os; sentimos como nunca el calor de toda una comunidad docente y el aliento de todo nuestro alumnado adulto (especialmente del más vulnerable), quienes ponen parte de su vida y proyectos en nuestras manos.

Diego Redondo, Ramón Paraíso, Josep Miquel Arroyo y Maximiliano Alcañiz